jueves, 11 de mayo de 2017

Jonathan Strange y el Señor Norrell - Susanna Clarke.

Título: Jonathan Strange y el Señor Norrell.
Autora: Susanna Clarke.
Año: 2004.
Género: fantasía, histórico, ucronía.
Editorial: Salamandra.
Valoración: 8/10.


Pocos meses después del estreno de Jonathan Strange y el señor Norrell se publicó el libro en España el cual llevaba varios años descatalogado. Me lo regalaron por mi cumpleaños y ahora que se me había olvidado lo suficiente la serie me decidí a leerlo.

Había visto una vídeo - reseña donde incluso recomendaban haber visto antes la serie por ser un libro un tanto "difícil de entender" o incluso un poco confuso.

Jonathan Strange y el señor Norrell comienza a principios del siglo XIX, durante las guerras napoleónicas, y se sitúa en Inglaterra. Un amante de la magia se pregunta porque desde hace siglos en Inglaterra ya no se realiza verdadera magia. Descubre entonces que todavía queda al menos un "mago práctico": el señor Norrell.

Animado por el noble propósito de devolverle el calificativo de "respetable" a la magia, Norrell entra al servicio de Gobierno con el objetivo de ayudar en la guerra. Es entonces cuando conoce a Jonathan Strange, un joven que, en la búsqueda de un oficio con que ocupar su tiempo, que descubre tener un don para la magia. Se convierte así en discípulo de Norrell, pero sus profundamente diferentes caracteres los llevaran a enfrentarse con todas sus consecuencias.

Se trenzan asi las líneas argumentales principales, conducidas por los dos protagonistas, junto con acontecimientos y personajes históricos, además de otras líneas vinculadas a personajes secundarios, pero finalmente de gran relevancia. Una de las grandes virtudes de este libro es su búsqueda de realismo. Y no sólo por estar muy bien documentado en cuanto a los acontecimientos históricos, el lenguaje o las costumbres de la época, sino porque integra elementos que le dotan de profundidad y realismo.

Así, la magia en Inglaterra tiene un impresionante contexto lleno de toda clase de magos, cuentos y leyendas que a menudo se integran en notas al pie de página, haciéndose mención explícita a libros de magos de tiempos pasados. Estos detalles hacen que te sumerjas con mucha facilidad en la historia y en la época.

Es un libro equilibrado en el sentido de que tenemos muchos elementos distintos: aventuras, misterio, drama, romance, y por supuesto, áspera crítca social. Y es que esta obra ha sido muy bien definida como una mezcla entre Jane Austen y J.R.R. Tolkien.

La novela está escrita con el estilo y el lenguaje de una novela del siglo XIX, pero a su vez todos los elementos relativos a la magia están narrados con absoluto realismo.

Otro de los grandes logros es el elenco de personajes. No sólo ambos protagonistas son fantásticos, con caracteres bien definidos, con luces y sombras. Los personajes secundarios son fabulosos. Mis favoritos son el Caballero, Stephen y Arabella, por ese otro contrapunto que ofrecen. Pero Childermass y Vinculus son otros personajes secundarios que aportan un interés adicional a sus tramas. Los personajes son sólidos y bien construidos, y no siempre fácilmente definibles con un solo adjetivo, sino complejos y ricos,

Y es ahora cuando vienen los "peros". A mi personalmente me ha encantado el libro, pero comentándolo con otra persona que lo leyó, entiendo que también tiene elementos que no lo hacen del todo perfecto.

Primero, la historia tiene sus altibajos. Hay tramas que se hacen excesivamente largas, como por ejemplo la guerra en Bélgica, o parte del viaje de Strange a Venecia. Cuando la historia se volvía demasiado "Austen" hay momentos en que aburre un poco.

La segunda traba es que tienes que conocer un poco de la historia inglesa, o cuanto menos europea, de principios del sigo XIX para comprender muchas cosas. Si no sabes nada de las Guerras napoleónicas, quien era Wellington o que el rey inglés estaba en verdad loco y ciego, puede que te pierdas un poco o se te escapen muchas cosas.

Mi tercer dardo está dirigido contra las notas al pie. En un principio me resultaron muy curiosas. Pero en ciertas ocasiones me parecieron bastante tediosas. Y es que hay notas al pie que ocupan más de una pagina. La mayoría de las veces no narran acontecimientos indispensables para la historia, aunque ayudan a conformar esa atmósfera realista. El problema es que cuando son tan largas, te cortan el ritmo de la historia principal.

Y mi ultima gran critica está dirigida al final de la historia. Queda muy abierto, como si la autora tuviera ya en mente dejar la resolución final de las diversas tramas para otro volumen. y dado que éste aun no ha llegado, te deja totalmente en ascuas.

Libro vs. Serie.


¿Se parecen ambos? Pues lo cierto es que la serie ha resultado ser una buena adaptación, aunque teniendo en cuenta la extensión de libro (casi 800 páginas) diría que es más bien un "buen resumen". Se narra lo más importante y se acortan ciertas líneas argumentales. Hay algunos cambios, sobre todo al final. Por ejemplo, Strange es pelirrojo en el libro, la historia del tapiz tejido por Lady Pole no se produce, o cuando encarcelan a Strange tampoco sucede. Lo cierto es que la parte de Venecia es bastante más extensa en el libro que en la serie.

También es cierto que se da mayor importancia a ciertos personajes secundarios que en la serie quedan algo desdibujados, como Vinculus o Childermass.

Una ultima cuestión que me llamo la atención es el personaje e historia del Rey Cuervo. En el libro te narran su historia con bastante detalle así como porque su papel para la magia inglesa es tan relevante. En la serie se pasa un poco por encima y no se comprende tan bien la relevancia del personaje, y me resultó un poco confuso la primera vez que la vi.

No hay comentarios: