jueves, 19 de julio de 2012

El té en nuestros días. Consejos para una Gothic Tea Party.



  • El té en España.


El té llegó a España en el siglo XVIII como una moda importada de Francia y Gran Bretaña. El puerto de Cádiz fue uno de los primeros en recibir los primeros cargamentos de té que llegaban a España atendiendo las demandas de la considerable colonia británica residente entonces en la zona. En un principio el té no fue muy bien aceptado, ya que era visto como un signo de esnobismo de la sociedad burguesa de la época. Habría que esperar a comienzos del siglo XIX para que esta bebida se popularizara. Aunque su precio era mayor, entró en competencia con el café y el chocolate. Aún así, tomar el té tenía cierto matiz de refinamiento, por lo que algunos de los más prestigiosos artesanos de la plata españoles realizaron juegos de té de exquisita factura: Es el caso de Meneses y Ansonera, entre otros.

El habito del té de la tarde cuajará especialmente entre la alta aristocracia española. No olvidemos que tomar el té en sociedad era un signo de distinción en esa época. La Reina María Cristina fue quien introdujo en palacio la costumbre del té de la tarde. La Reina Victoria Eugenia consolidará esta tendencia, cada vez más imitada por la burguesía. Los hoteles Ritz y Palace de Madrid eran el escenario perfecto para las reuniones del té de la tarde.

Adentrado el siglo XX, la Guerra Civil hizo que se dejaran de hacer casi por completo estas reuniones. Una vez superado este trágico capítulo de la historia, se recuperó lentamente el consumo de té, pero nunca más llegó a manifestarse de la misma manera.

En la actualidad en España el té se consume principalmente de dos formas: un consumo muy popularizado, en bolsitas, bien en casa o en cafeterías, restaurantes, etc.; otra forma de consumo que tiene lugar en establecimientos especializados (salones de té, teterías, cafeterías de calidad) o en casa, por aquellas personas que se declaran amantes del té y todas sus variantes y que cada vez está teniendo un mayor auge.


  • El té y otras infusiones en Sudamérica.
En Sudamérica hay dos infusiones altamente implantadas: el mate y el lapacho. El mate es la principal infusión consumida en Paraguay, Argentina y Uruguay. Procede de la infusión de las hojas y brotes cortados de varias plantas. El lapacho procede de la infusión de la corteza de un árbol de color castaño rojizo llamado Lapacho, es también conocido como el “té de los Incas”, pues ellos ya conocían las propiedades curativas de esta corteza de árbol. Es una infusión ideal para recuperarse del stress de una dura jornada laboral.

En lo que respecta al té, cada vez está cada vez más implantado. En Chile se toman 9 mil toneladas de té al año. Es el primer consumidor de esta bebida en América latina y top ten en el mundo, con unos 600 gramos per cápita; seguido por Argentina, con 300 gramos; y Perú y Bolivia que consumen 200 gramos per cápita.

  • Cómo preparar un té adecuadamente.


  1. Calentar el agua: Llena la tetera con el número de tazas de agua que queramos obtener. Usa para medir las tazas de té, que son más pequeñas que las de café. Si el agua del grifo tiene mucho cloro o sabor mejor utilizar agua mineral. Pasa el agua a un hervidor eléctrico o a un cazo al fuego y deja calentar hasta que empiece a hervir.
  2. Calentar la tetera: Llena la tetera con el agua hirviendo, tapa y deja un minuto, para que la loza se caliente y así mantenga mejor el calor durante la infusión posterior. Vierte el agua de nuevo en el hervidor o cazo y deja calentar de nuevo.
  3. Añadir el té en hojas a la tetera: Normalmente se añade una cucharadita, de las de té, muy pequeñas, sin colmar, de hojas de té negro por cada taza que hemos medido en el primer paso, más una cucharadita extra “para la tetera”, sea cual sea el número de tazas. Tapa y deja reposar mientras el agua se calienta de nuevo, así las hojas se van abriendo y absorbiendo la humedad que hay en el interior de la tetera caliente.
  4. Calentar el agua de nuevo: Vuelve a calentar el agua hasta que rompa a hervir. Cuenta un minuto desde que rompe el hervor y vierte dentro de la tetera. Los puristas dicen que la temperatura ideal debe ser inferior a los 100º, en torno a 80-90º. Por eso nunca se debería hervir el té directamente en el agua, sólo infusionarlo.
  5. La infusión: Una vez añadido el agua, rápidamente removemos unos segundos con una cucharilla y tapamos lo antes posible. Hay amas de casa que para mantener el calor tapan además la tetera con una funda de tela acolchada. Ahora, sin mover de su sitio, dejamos reposar durante al menos 5 minutos, para un té más suave, o 10 minutos si nos gusta más fuerte.
  6. Servir el té: Una vez ha reposado se sirve directamente en las tazas. La costumbre, si se quiere añadir leche o crema de leche, es servirla antes del té en la misma taza. Al verter el té caliente sobre la leche la mezcla es inmediata y no hay que remover.

  • Cómo preparar una Gothic Tea Party.
Probablemente haya por algún lugar un manual sobre cómo hacer estas cosas (hoy en día hay manuales para todo). Y yo nunca he preparado una fiesta del té estilo gótico, pero si alguien me preguntara cómo hacerlo, estos son los consejos que yo le daría. Si alguien tiene ideas adicionales, las incluiré en el post :D.

Lo primero es saber cuántas personas van a asistir, para así poder comprar todo lo necesario en una cantidad adecuada. Igualmente debes tener en cuenta el lugar de celebración. Si va a ser una fiesta de té donde vais a merendar en una mesa, deberás adornarla con un mantel apropiado, servilletas, algún elemento decorativo como candelabros o incluso llevar cojines para las sillas si lo crees necesario. Si va a ser al aire libre, tipo picnic, deberás llevar, además de un mantel donde poner las cosas, algo similar a sábanas o toallas donde sentaros sin mancharos. En función lugar no olvides tener en cuenta la posición del sol a la hora de la tarde a la que habéis quedado. Merendar con el sol de frente puede ser bastante molesto.



En la elección de estos elementos puedes tener en cuenta los colores y los motivos para así crear una atmósfera adecuada y que sea estéticamente atractiva: utiliza un color base, como puede ser el negro, y luego puedes añadir elementos en colores que combinen bien con el mismo. Por ejemplo, utilizar un mantel negro y servilletas en color lila. 





En ese sentido deberás tener en cuenta la vajilla y juego de té que vayas a utilizar, para así combinar los motivos y colores. Y aunque solemos pensar en una vajilla "tipo porcelana" con motivos florales, no olvides que también puedes escoger una vajilla de un solo color (por ejemplo, un espectacular juego de té en morado) o combinar distintos materiales, como un juego de té con en colores oscuros con una vajilla para pastas en cristal.



Como elementos decorativos para tu mesa puedes utilizar candelabros, centros de flores (ya sean reales, secas o artificiales), velas, calaveras, calabazas estilo Halloween y todo aquello que crees que va a crear una atmósfera agradable. No obstante, tampoco es aconsejable que sobrecargues la mesa, ya que también debes dejar espacio para los utensilios y bandejas y es importante que tus invitados no se sientan agobiados por el espacio.

En cuanto a la elección del té, lo habitual es que para el té de la tarde se elija un buen té negro fermentado. No obstante, ten en cuenta que el té negro es el más fuerte en teína y que su sabor es bastante intenso. Aunque las bolsitas de té son muy prácticas, el té es de peor calidad.  Lo segundo es disponer de una buena tetera, las mejores son de loza vidriada, con un grosor adecuado para mantener la temperatura. Es preferible que sean bajas y anchas, para que en el interior el movimiento de las hojas de té sea el correcto.

Por efecto del calor, las hojas de té adoptaran en el interior de la tetera un movimiento circular, por efecto de la convección. El agua de la parte superior, al enfriarse, bajará, dejando paso al agua más caliente de la parte inferior, arrastrando en su movimiento a las hojas de té. Por esto mismo no es necesario remover el té durante el tiempo de infusión.

Si se acaba el té podemos calentar más agua y añadirla a la tetera sin tirar las hojas de té. Normalmente el té admite dos infusiones, aunque la segunda tetera será más suave de sabor. Otro accesorio útil puede ser un sencillo colador metálico, que se pone sobre la taza al momento de servir, para evitar que caigan algunas hojas, aunque algunas teteras llevan incorporado una especie de filtro interior a la salida del caño vertedor. 

A la hora de servir el té, la leche debe ser servida aparte, en una jarrita especial, y si quieres puede ir caliente, así no enfriara el té, aunque debes tener en cuenta que hay gente a la que le gusta fría. También puedes presentar una jarrita con leche condensada y un plato con rodajitas de limón, por si hay alguien a quien le guste. Igualmente debes proporcionar azúcar blanca y azúcar morena.

Cuando los invitados ya hayan llegado y tomado su asiento, calentamos el agua hasta su temperatura ideal, de acuerdo a la cantidad de tazas a servir. Seguimos el procedimiento para preparar el té explicado más arriba.

Para servir el té, la anfitriona hará los honores. Servirá el té en las tazas (ayudándose con un colador pequeño), y preguntará al invitado si desea azúcar, y cuánta, colocando los terrones con pinzas o las cucharadas correspondientes. El invitado, en cambio, será el encargado de colocar la leche o la crema deseadas en su propia taza. La taza se sostiene siempre con su plato, en una mano, para no mancharnos.



Otro elemento que no podrá faltar en nuestra merienda son los pasteles, tartas, magdalenas, bizcochos, pan, mermeladas o cupcakes con los que acompañaremos nuestro té. Puedes hacerlos tu mismo, o bien encargarlos en tu pastelería local. Igualmente puedes ponerte de acuerdo con algunos de tus invitados para así repartiros el trabajo si entre ellos cuentas con algún cocinero habilidoso. Los diferentes productos se colocan en bandejas en el centro de la mesa para que cada invitado pueda servirse a gusto. No está de más que al elegir los alimentos, escojas cierta temática o una determinada gama de colores (cupcakes en forma de murciélagos, tartas de chocolate y fresa por lo del negro y rojo...). Eso siempre es un punto adicional que ayuda a crear ambiente. 




No olvides añadir cubiertos para que tus invitados no se manchen más de lo necesario (cucharilla para el té, tenedor y cuchillo para los bizcochos y tartas, cuchillo de untar para las mermeladas), utensilios para servir (no es muy apropiado eso de servirse con las manos) y servilletas en abundancia. Lo habitual es que cada comensal disponga de su propia servilleta de tela. Pero si quieres algo más económico, ofrece una de papel. De todos modos, es adecuado que tengas a mano servilletas de papel por si sucede algún accidente. Al elegir la cubertería, escoge preferiblemente una metálica/plateada, ya que ayudará a profundizar en la atmósfera clásica de las ceremonias de té.

Y como elemento final, no olvides acompañar la tarde con una música agradable. Ya sea una música ambiental (clásica, ópera, etc...), algún grupo de vuestra preferencia o una banda sonora de una película que os guste. Con todo, no pongas la música excesivamente alta. Se trata de amenizar el ambiente, pues las fiestas de té también son momentos de conversación y reunión entre amigos, y una música excesivamente alta puede llegar a ser molesta.

  • Y después del té...
Un consejo útil es no lavar el interior de la tetera con estropajos ni productos abrasivos, ni siquiera jabón, consejo extensible a las cafeteras, ya que el uso va creando un cierto “poso”, una capa que mejora el sabor final. Incluso se recomienda “curar” la tetera antes del primer uso, usándola varias veces. Por tanto, lo mejor es enjuagar el interior con agua corriente y dejar secar boca abajo.

19 comentarios:

Madame Red dijo...

asdfasdf *3* ¡Esto suena genial! Lo único que te ha faltado poner es que, para crear más ambiente, hace falta llevar vestido bonitos xDD

Anónimo dijo...

holaaaa me gusta mucho el blog. Harías una entrada enseñando tu estantería?? Me gustaría ver tus libros^^

Skandinav_Winter dijo...

hey!genial articulo!!que rico!esas cupcakes tienen demasiada pinta!xd =),estaria muy encarante esas ceremonias que hacen en la wave gothic treffen!saludos!!

Scarlet Kain dijo...

Wow! Me encanto. Incluso ya se me antojo hacer una fiesta del te con mis amigas, me parece tan lindo y elegante.
Gracias, Madame, por esta gran idea =D
Besos!

Madame Macabre dijo...

Madame Red - Es verdad, la etiqueta XD.

Anónimo - ¡Claro! Lo apunto en la lista de peticiones, en cuanto pueda me pongo a ello :).

Skandinav_Winter - Desde luego sería genial hacer algo así n_n.

Scarlet Kain - De nada n_n. Si algún día hacemos una quedada de blogueros y lectores, deberíamos hacer algo así XD ;).

Virtizia Rose dijo...

WAW!! en cuanto lo he leído me han entrado ganas, primero de tomarme un buen té (voy a probarlo con leche condensada XD) y luego hacer una Gothic Tea Party... lástima que aquí en Madrid no tenga con quien celebrarla...

Besos preciosa y me ha encantado!!

Lucy dijo...

Qué preciosidad de entrada!me encanta la idea y lo has expuesto magníficamente! Las fotos que has elegido me encantan, qué pinta esos cupcakes :) Yo por mi parte ya tendría la vajilla: tengo un juego de té en color hueso con telarañas en negro! ^^

Celina dijo...

Excelente entrada y deliciosa además. Aunque soy viciosa del café,el tomar té tiene un significado especial. Mi padre nos enseñó a tomar el té negro con crema pero ahora me hace daño y me decanto por el té blanco con diversas combinaciones (mandarina,frutos rojos,citricos,etc)y en un dia de lluvia o despues del trabajo, se antoja!
Magnifica idea la del Tea Party...
Besos!

Bloody Hell dijo...

Bonjour, madame.
Me encanta el te, de hecho, en mi casa compramos una caja de cincuenta bolsitas por mes. Es cierto que en Chile, a donde vayas, te ofrecerán te, somos unos fanáticos XD. Aquí es algo tan habitual como beber agua.
Yo incluso colecciono juegos de te, de esas tazas pequeñas. Con unos scones haces una fiesta perfecta, estilo británico. :3

Au revoir,gran entrada!

Jade dijo...

Gracias por lo completo y riguroso de esta entrada. Nunca había pensado en hacer un e çvento de este tipo, pero la verdad que suena divertido.

Angie dijo...

Te paso tutorial de muñequitas góticas de fieltro:

http://nuno-runo.blogspot.com.es/2012/06/gothloli.html

Espero que te guste!

Angie dijo...

Blogg gótico sobre ropa, te encantará! Besotes Madame!

http://orquideaobscuraclothing.blogspot.com.es/

Madame Macabre dijo...

Virtizia Rose - Espero que te guste el té con leche condensada (yo es que lo prefiero sólo con azúcar) ;). Bueno, no te preocupes, un día que hagamos una quedada celebrados una gothic tea party ;) :D.

Lucy - Oh, qué preciosa vajilla, a mí me gustaría una igual :3. Fotos de cupcakes curiosos hay montones en la red, son tan monos que no sabes si comértelos o ponerlos en tu estantería XD. Me alegra que te haya gustado n_n.

Celina - El té blanco es una excelente elección pues es una de las clases de té de mayor calidad :D. Espero que disfrutes de tus próximas tazas ;).

Bloody Hell - Aquí en España está más extendida la cultura del café, pero yo intento que la gente se pase al lado oscuro del té XD.

Jade - Creo que en el fondo el espíritu es simplemente una reunión de amigos con una bonita mantelería, un buen té, cositas dulces y un ambiente agradable. Yo también opino que puede ser una idea interesante.

Angie - Muchas gracias pava, lo miraré con mucho interés n_n.

Lady Ovejita dijo...

¡Qué pinta las cupcakes! Ñam ñam! ;-)

Madame Macabre dijo...

Lady Ovejita - Nada más que por los cupcakes, vale la pena organizar algo XD ;).

Virtizia in Madness dijo...

Te tomo la palabra para la Gothic Tea Party XD

Por cierto, probé el té con leche condensada, pero sin azúcar, y me tiene completamente enamorada XD

Besos guapa!!

Virtizia Rose

Madame Macabre dijo...

Virtizia in Madness - Vale :D. Pues lo probaré yo también, con lo empalagosa que soy seguro que me gusta XD.

Besitos :).

Marisa Jiménez dijo...

Me ha gustado, muy interesante!!! Hace poco organice mi primera tea party y fue un exito!!!



Madame Macabre dijo...

Marisa Jiménez - Qué guay, yo de momento me conformo con ir a las teterías ;)

Muchas gracias por comentar :)