miércoles, 21 de julio de 2010

Adiós al polisón. Hola a los vestidos princesa.

Al final de los años 70 del siglo XIX, la moda evolucionó desde la silueta de polisón hacia los vestidos entallados que subrayaban las formas curvas del cuerpo. Los vestidos princesa eran especialmente apropiados para este estilo, porque el cuerpo y la falda estaban cortados de una sola pieza, sin costura en la cintura. Esta hechura, acentuada por los largos corsés que se usaban debajo del vestido, creaba una nueva línea más estrecha que se ajustaba suavemente al contorno del pecho y las caderas. El entallado se conseguía también cortando el cuerpo con cinco costuras en la espalda y haciendo pinzas en el frente que se curvaban hacia dentro de la cintura y otra vez hacia fuera sobre las caderas. A menudo el cuerpo se cerraba por delante con corchetes escondidos en un lado.

Los trajes princesa se pusieron muy de moda y se acrecentaba su aspecto elegante con una profusión de adornos y encajes. Se imitaba, aunque muy suavemente, los cuellos de lechuguilla que aparecen en los retratos del siglo XVII, se combinaban colores intensos con otros más suaves y se apostaba por los fruncidos.



Fuente: La moda del siglo XIX en detalle, Lucy Johnston.

2 comentarios:

AZstudio dijo...

Me encanta tu blog, ya lo sigo y regreso a él para buscar inspiración.
Te felicito por el blog.
EL mio es:
http://andresizs.blogspot.com/

si me visitas, firma mi libro de visitas para saber que has pasado por mi página.
GRACIAS
BUENA JORNADA!

Madame Macabre dijo...

Me alegra mucho que lo hago te sirva de inspiración. Eso también me inspira a mí y me anima a seguir posteando cosas. Se admiten sugerencias y peticiones :). Nos visitamos mutuamente, continuaré siguiendo tu trabajo n_n.

Muchas gracias por comentar y por seguirme. Un saludo de Madame Macabre.