jueves, 20 de mayo de 2010

Un tiburón blandito y tierno como un saco de dormir.

Soy muy dormilona y admito que estoy muy apegada a mi cama, pero por este saco de dormir en forma de tiburón estaría dispuesta a hacer algunos sacrificios.